• Todo lo que debes saber sobre hipotecas

  • ¿Te interesa un préstamo o un crédito hipotecario? Pues presta mucha atención a las siguientes líneas, ya que en Vohome Santa Eugenia te enseñaremos todos los tipos de hipotecas que existen, resaltando sus ventajas y desventajas. Cualesquiera de las siguientes hipotecas pueden ofrecértelas en la entidad bancaria a la que asistas. Así que, sin más, conozcamos los distintos tipos de hipotecas que hay, según diferentes criterios:

    Según el tipo de interés:

    • Hipotecas a tipo fijo: sin durante todo el plazo hipotecario acordado el tipo de interés no varía, entonces estamos ante una hipoteca a tipo fijo. Eso significa que las cuotas se mantienen invariables durante todo el préstamo. Por tanto, al tener costes de subrogación excesivamente elevados, se debe analizar con más calma ante de proceder a firmar el contrato correspondiente.
    • Hipotecas a tipo variable: en cada momento de revisión, las cuotas de cada mes persisten constantes. De tal forma que, en base al tipo de referencia hipotecaria, se revisa el interés y se dan los cambios en las cuotas. En España, la gran parte de los préstamos concedidos son de tipo variable, cuyo sistema de amortización es francés o constante y, al mismo tiempo, de tipo variable.
    • Hipotecas a tipo mixto: se pueden mezclar los fundamentos de las hipotecas a tipo fijo con los de las hipotecas a tipo variable. El resultado es una hipoteca a tipo mixto, la cual tiene una porción de porcentaje de interés con variaciones y la porción restante sería un porcentaje fijo previamente pactado.

    Por otro lado, las hipotecas también se pueden clasificar siguiendo el criterio del tipo de cuota de la siguiente manera:

    • Hipotecas de Cuota Constante: Este es el modelo de hipoteca más empleado y consiste en una estabilidad constante del valor mensual de las cuotas que únicamente se verá modificado durante la revaluación anual predeterminada en la cual se estimara las variaciones que ha sufrido la referencia o indicador de la hipoteca.
    • Hipoteca de Cuota Blindada: Esta es una hipoteca muy deseada por las personas que están en la búsqueda de un plan de financiación ya que se garantiza al cliente que la cuota mensual de la hipoteca tendrá un valor invariable durante toda la duración de la hipoteca, ya que si se presenta un aumento o descenso de los intereses no se incrementará el coste de la cuota sino el plazo de la hipoteca.
    • Hipoteca de Cuota Final: De la deuda total que el usuario posee con el banco y que saldara con los pagos mensuales de la hipoteca se reserva un treinta por ciento de la deuda para que dicha cantidad sea pagada como una cuota única y final para concluir con el plazo de la hipoteca.
    • Hipoteca de “Interest Only”: Este tipo de hipotecas posee una cuota muy baja y asequible puesto que solo se estarán saldando los intereses mensuales y no se estará abonando dinero para saldar la deuda total con el banco, de esta forma, al finalizar el plazo de hipoteca la deuda continúa siendo la misma, por lo que este tipo de financiamiento es concebido como una especie de arrendamiento.
    • Hipoteca de Cuota Creciente: Es un tipo de hipoteca muy temida por algunas personas ya que se establece en el contrato hipotecario que las cuotas aumentaran alrededor de uno a dos por ciento anualmente, por lo que a medida que pasen los años tendremos que desembolsar mayores cantidades dinero para saldar las cuotas hipotecarias.

    Por su parte, los tipos de cliente a los que va dirigidas las hipotecas también son otra forma de clasificar las mismas:

    • Hipotecas para la población joven: Este es un modelo de hipoteca con condiciones y beneficios más apreciables y favorables ya que particularmente está dirigido a todos los solicitantes de financiamiento que posean una edad inferior a los treinta años.
    • Hipotecas para extranjeros no residentes: Son las hipotecas más estrictas y desfavorables ya que están destinadas para las personas que no residen en el país, por lo que se les exige que paguen el cincuenta por ciento del valor total de inmueble.
    • Hipotecas para colectivos: Existen ciertas colectividades que dado a su aporte y contribución con la sociedad merecen hipotecas más favorables, tales como los funcionarios públicos, personal de las fuerzas de seguridad nacional, etc.

    Según el tipo del inmueble o bien a adquirir:

    • Hipotecas de inmuebles de banco: son los financiamientos para viviendas o fincas que han sido adjudicadas por una entidad bancaria.
    • Hipotecas de pisos de protección oficial: este tipo de hipotecas están destinadas a aquellas viviendas en las que se establece un valor legal ignorando el valor del mercado.
    • Hipotecas de bienes urbanos: destinadas a los bienes rústicos.
    • Hipotecas de terrenos: tienen la finalidad de facilitar al comprador la adquisición de suelos con potencialidad para la construcción y edificación.
    • Hipotecas para la compra del primer inmueble: este tipo de hipotecas ofrece excelentes oportunidades y condiciones dado a que se trata del primer patrimonio que adquirirá el cliente.
    • Hipotecas para un segundo inmueble: en estos casos las entidades bancarias se aprovecharán del inmueble que ya posee el cliente para exigirle hipotecar los dos pisos ofreciéndole una importante cantidad de financiamiento.

    Para finalizar, una última clasificación de las hipotecas se basa en la naturaleza de este financiamiento dividiendo las mismas de la siguiente manera:

    • Hipoteca subrogada: Es el tipo de hipoteca que un individuo adquiere la responsabilidad y titularidad de la misma al comprar una vivienda que se encuentra hipotecada.
    • Hipoteca con sustitución del banco: Muchas entidades bancarias nos ofrece la posibilidad de trasladar la hipoteca a otra entidad financiera cuando determinamos que las condiciones no son las más idóneas.
    • Hipotecas de reunificación: Si el cliente posee múltiples deudas y prestamos con la entidad financiera, este puede solicitar que se unifique todas estas deudas en una solo hipoteca, saldando todos los préstamos con una misma cuota.
    • Hipotecas Inversas: Este tipo de hipotecas es utilizada frecuentemente por los adultos mayores o de la tercera edad, quienes al no tener el capital para pagar su pensión deben hipotecar su inmueble previamente liberado de una carga o gravamen para poder recibir una renta mensual que le permita terminar su pensión.
    • Hipotecas de múltiples divisas: Se basa en tasar las cuotas y los pagos de la hipoteca en divisas extranjera, lo cual no es muy recomendado por los expertos ya que si disminuye la valoración de la divisa utilizada para saldar la deuda de la hipoteca tendremos que pagar una mayor cantidad de dinero.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS