• ITP: Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

  • El ITP es uno de los gravámenes más importantes del ámbito jurídico y patrimonial, por lo que la gran mayoría de los empresarios deben cumplir con este impuesto dependiendo del tipo de actividad u operación que estos lleven a cabo con sus negocios.

    Ahora bien, siempre existen muchas dudas con respecto a cuándo se debe pagar dicho impuesto, a que entidad y la cantidad montería que supondrá el mismo, por ello en los siguientes párrafos, en VOhome, nos encargaremos de resolver dichas dudas de forma didáctica y concisa.

    Cuales entregas deben cumplir con el ITP

    Principalmente, las trasmisiones o entregas que deben cumplir con el ITP o “Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales” son las operaciones societarias, las trasmisiones patrimoniales de tipo oneroso que se conocen con las iniciales “TPO” y los actos jurídicos documentados conocidos con las siglas “AJD”.

    Las trasmisiones patrimoniales onerosas o “TPO”, deben reunir una serie de requisitos para poder ser imputado el ITP, entre ellos destaca la obligatoriedad de que en la transmisión se englobe la entrega de un objeto o bien como lo son las operaciones compraventa, subastas, etc; teniendo en cuenta que dicho bien debe ser de la propiedad o patrimonio del individuo que realiza la entrega.

    De igual forma, las TPO a las cuales se les impone el ITP deben ser trasmisiones en las cuales ambas partes de la transacción sea individuos vivos y que se medie un valor monetario establecido.

    TPO y el IVA

    La mayoría de las tramitaciones o transacción deben cumplir con el IVA o el TPO, sin embargo, estos dos impuestos son excluyentes, lo que quiere decir que se deberá pagar o el IVA o el TPO pero no ambos impuestos, por lo que conviene conocer cual gravamen se debe tributar.

    Para saber cuál impuesto debe ser obligatoriamente tributado es necesario conocer si la persona que realiza la entrega del bien, es decir el vendedor, es un empresario o una persona natural, y además se debe tener en cuenta las características del inmueble que se está tramitando.

    Cuando una empresa está vendiendo un inmueble y dicha transmisión forma parte de su actividad comercial, esta transacción estará sujeta a la tributación del IVA y al impuesto por “AJD” lo que significa que no deberá cumplir con el impuesto de trasmisiones patrimoniales onerosas. No todas las transacciones o entregas de inmuebles deben cumplir iba, ya que la ley establece que las transmisiones de terrenos rústicos o aquellas infraestructuras que este transitando por su segunda estrega, como los inmuebles de segunda mano o usados, pueden exonerarse del IVA.

    Que estoy pagando con este impuesto

    La persona que debe tributar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales es aquella que realiza la compra de un piso o inmueble, y para ello se dirigirá a la jurisdicción de la Hacienda de su comunidad autónoma en donde deberá presentar además la autoliquidación con una las escrituras y una copia de las mismas. Este proceso debe realizarle en un periodo de treinta días hábiles posterior a la firma de las nuevas escrituras del inmueble.

    El valor del ITPO que deberás pagar ante la Hacienda corresponderá al valor real de la vivienda que ha adquirido. Es importante entender el concepto de valor real, ya que, si lograste adquirir el inmueble por un precio sumamente económico comparado con el valor del mercado de la vivienda, la Hacienda no tomara dicho valor como el coste real dado a que se trata de un monto infravalorado, por ello las autoridades de la Hacienda se encargaran de otorgarle de un valor real al inmueble a través de los servicios de un tasador autorizado o según los precios promedios que se encuentran en el mercado por una vivienda o piso de características similares.

    ¿Qué valor debo declarar?

    Lo más recomendable es solicitarle a la Hacienda que realice una valoración del inmueble adquirido o que se pretende comprar para posteriormente, cuando sea el momento de tributar el ITPO se declare dicho valor o precio que fue establecido por los funcionarios de esta institución. En caso de que logremos comprar el inmueble por un coste económico inferior al valor que estipulo la Hacienda, igualmente, en el momento de presentar la autoliquidación continuaremos declarando el valor inicial que nos facilitó Hacienda.

    En ocasiones, cuando la Hacienda comprueba que el individuo ha realizado la adquisición de un inmueble por un monto monetario inferior al valor tasado por la Hacienda, esta puede iniciar un proceso de comprobación para aumentar el coste del valor que deberá ser declarado.

    Desistir de la exoneración del IVA

    Anteriormente se mencionó que los inmuebles usados y los terrenos rústicos queda exonerados del IVA dado a las normativas y cláusulas de la ley del impuesto del valor agregado, el vendedor tiene la posibilidad de renunciar a dicho privilegio para poder tributar el IVA en este tipo de transacciones. Esta es una acción que emplean los empresarios ya que les permite recuperar el impuesto pagado en la compra de un inmueble.

    Como se efectúa la renuncia al IVA

    Los empresarios que desean renunciar a la exención del IVA deberán justificar por notario su posición como sujeto pasivo del impuesto sobre el valor añadido y comunicar esta decisión al comprador previo a la transmisión del bien o inmueble. Dicha notificación debe realizarse con constancias, es decir, se debe redactar un documento en el cual se especifica que el individuo que realiza la entrega ha recibido el valor monetario que supone el IVA.

    ¿Pueden los no empresarios renunciar al IVA?

    Los compradores que deseen renunciar al IVA deben ser obligatoriamente empresarios, ya que, de lo contrario, si el adquirente es una persona física la trasmisión requerirá tributar el ITPO y no el IVA. El ITPO no puede ser deducido, por lo que no se puede renuncia o desistir a este impuesto que tendrá que ser obligatoriamente cumplido.

    La única forma que tienen las personas naturales para reducir el coste que deben pagar por el impuesto de la transmisión o transacción realizada es realizando una compra fraccionada del inmueble, es decir, adquiriendo una pequeña porción del mismo y posteriormente disolver la sociedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
HAGA CLICK AQUÍ PARA LLAMARNOS